Web Content Display

¿Qué es la Seguridad Industrial?

¿Qué es la Seguridad Industrial?

(Ley 21/1992, de Industria) La prevención y limitación de riesgos, así como la de los productos, protección contra accidentes y siniestros capaces de producir daños o perjuicios a las personas, flora, fauna, bienes y medio ambiente, derivados de la actividad industrial o de la utilización, funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones o equipos y de la producción, uso o consumo, almacenamiento o desecho

Seguridad Industrial, fundamental en la Sociedad del Bienestar

No hay sociedad del bienestar sin seguridad industrial.

La sociedad del bienestar, propia de los países más avanzados, sienta sus bases en la seguridad de todo tipo: industrial, social, alimentaria, sanitaria, laboral, vial, jurídica, ciudadana, etc.

Seguridad Industrial, la gran desconocida

La seguridad industrial está en todo, las 24 horas, los 365 días del año

Por su propia nomenclatura, el concepto de seguridad industrial genera confusión y puede llevar a pensar que se refiere únicamente a entornos industriales, pero no es así. La seguridad industrial garantiza el bienestar social las 24 horas del día y protege, directa y eficazmente, la vida diaria y cotidiana de todas las personas, sin excepción. Todos utilizamos a diario ascensores, vehículos, aparatos eléctricos, sustancias químicas, etc., y accedemos a numerosos establecimientos o espacios de masivo uso público (colegios, cines, hospitales, cafeterías, oficinas, gasolineras, comercios, calles, parques, carreteras) que están sometidos al cumplimiento de la normativa de seguridad industrial.

Interés público

La seguridad industrial está al servicio de la protección de las personas.

Es evidente el interés que tiene la seguridad industrial para las administraciones públicas, y en particular para la Generalitat Valenciana, porque persigue la protección de las personas y la defensa del medio ambiente. Todo ello, ante posibles riesgos derivados de la actividad industrial o de la utilización, funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones o equipos regulados por normas de seguridad industrial, así como los derivados de la producción, uso, consumo, almacenamiento de productos industriales y de sus residuos.

Interés social

La seguridad industrial interesa a toda la ciudadanía, que debe exigirla por ser su receptora y beneficiaria.

Todos los ciudadanos son los verdaderos receptores y beneficiarios de la seguridad industrial, como derecho específico y base fundamental de la sociedad del bienestar.

Pero es necesario comprender que la efectividad del derecho a la seguridad industrial solo es posible si los titulares de instalaciones, tanto en entornos domésticos como industriales, así como en establecimientos sometidos a la normativa, cumplen con las obligaciones que se derivan.

De hecho, dichos titulares deberían ser los primeros interesados en mantener sus instalaciones en adecuado estado de funcionamiento, por el derecho básico a la seguridad que asiste a todos los ciudadanos.

En este contexto, nace el Plan de Acción para la Promoción de la Seguridad Industrial, que liderado por la Generalitat Valenciana, contempla acciones dirigidas a titulares de instalaciones, mediante una labor informativa y divulgativa, que les permita tomar conciencia de su responsabilidad, sin tener que adoptar medidas coercitivas.

Sólo desde el conocimiento y la sensibilización es posible garantizar, en positivo, el cumplimiento de las obligaciones, fomentando la conciencia sobre las ventajas y beneficios, particulares y sociales.

Por ello, el plan pretende hacer cómplices a todas y cada una de las personas, para que sean agentes activos, vigilantes y demandantes de seguridad industrial en sus entornos más inmediatos, desde su hogar, a su lugar de trabajo, pasando por locales de ocio, comercios, etc.

Interés económico

La seguridad industrial, precisa de constante mejora y mantenimiento.

La seguridad industrial no es un concepto estático, muy al contrario, la seguridad de las instalaciones requiere de un adecuado mantenimiento a lo largo del tiempo, que redundará en una mayor vida útil de las mismas.

Todos los sectores productivos de la Comunitat Valenciana, algunos de tanta trascendencia como el turismo, el automóvil, la agricultura, el comercio, la cerámica, el mueble, etc. están directamente afectados por la normativa de seguridad industrial.

Como ejemplo, en el caso de la industria turística donde está arraigada la cultura de la seguridad industrial, es determinante una buena política en este sentido, ya que esta ofrece un valor diferencial para turistas procedentes de países con avanzados estándares de seguridad en esta materia. La promoción de inversión en seguridad industrial favorecerá la mejor imagen, el mayor prestigio y será un factor determinante de competitividad de nuestra oferta turística frente a otros destinos. En consecuencia, incorporar la seguridad industrial a la estrategia empresarial puede suponer la ampliación y consolidación de nuevos mercados de interés.

Nuestras fortalezas

En Seguridad Industrial, somos fuertes pero queremos ser mejores:

  • Elevado valor añadido.
  • Alta cualificación profesional de todos los agentes que intervienen en la cadena: instaladores, mantenedores, proyectistas, inspectores, funcionarios, etc.
  • La Comunitat Valenciana a la vanguardia de la seguridad industrial, como los países europeos más avanzados en la misma.

Por todo ello se diseña y lleva a cabo el Plan de Acción para la Promoción de la Seguridad Industrial.